Nada que reservar ahora. Vuelve a intentarlo pronto.

Retirement

Includes the following services

DSC_2083.jpg

Temazcal

En este tipo de Temazcales se integran diversos factores que nos posibilitan interactuar con las fuerzas elementales que no se perciben a través de los sentidos externos, por el contrario, nos centrarnos en los sentidos internos y de esta forma propiciar el conocimiento de nuestra verdadera esencia.

En este proceso es como reconocemos que el Universo exterior se encuentra en comunión con nuestro Universo interior y que ambos forman una sola entidad que en una buena sintonía y vibración posibilitan la evolución de nuestra alma. Aquí se propicia el ambiente idóneo para que dejemos de pensar y nos dediquemos a sentir.

En un Temazcal Ritual sabemos que ingresamos al vientre de nuestra madre, aquella que nos alimenta, nos cobija y nos permite este espacio para la pervivencia de la vida mineral, vegetal, animal y humana, lo que se le agradece y a cambio de todo ello nos ofrecemos para alimentarla con nuestro sudor, nuestros cantos y nuestras oraciones.

Es una ceremonia ancestral, de las mas antiguas que existen para ponernos en contacto con la esencia de los elementos: tierra, viento, agua, fuego y éter, los mismos que posibilitan la vida de nuestras hermanas plantas que nos regalan su medicina, sus aromas y su presencia.

Sentados alrededor del ombligo (Centro del Temazcal) nos hermanamos como hijos de la misma Tierra que nos cobija, porque todos venimos de la Tierra y a ella volvemos. Es un espacio en el que dejan de existir posiciones económicas, títulos, conocimientos y pertenencias ya que la energía se reparte por igual involucrándonos con la misma intensidad.

En la ritualística nos dirigimos a cada uno de los rumbos cósmicos para que se manifieste la presencia de su guardián y nos entregue su axioma o valor, por lo tanto, pedimos al Oriente que a través de Quetzalcoatl nos sea dada la sabiduría; en el Poniente solicitamos a Xipe Totec que nos da la capacidad de amar y recibir con humildad el amor; al Norte rogamos al Yayauhqui Tezcatlipoca que nos sea conferida la inteligencia para vernos en el espejo; al Sur llamamos a Huitzilopochtli para que nos asista en el desarrollo de nuestra voluntad y la una a la voluntad divina para formar la voluntad logradora; Arriba en el cielo pedimos al omnipresente, al creador de todo cuanto existe, a aquel por quién se vive nos confiera la vida y la energía para seguir en el camino; y finalmente al Centro invocamos a nuestra amada y venerable Madre Tierra para pedirle perdón por todo el daño que le hacemos y agradecer la vida y el alimento que llega a nuestra boca.

Es un espacio para propiciar la muerte mística en cada uno de nosotros y tener la oportunidad de decidir cómo queremos volver a nacer, por lo tanto se nos confiere la posibilidad de pensar qué es lo que queremos dejar de nosotros y de nuestra historia para que lo disuelva el Fuego y se lo trague la Tierra y así desprendernos de la piel vieja, renovándonos y dirigiendo la energía de adentro hacia arriba.

En el ritual nos sintonizamos con los movimientos cósmicos ya que cada uno de nosotros representa un mundo que gira alrededor del fuego para que en perfecta sincronía convivamos como parte del todo, por eso el Temazcal es un lugar obscuro y místico que nos lleva a encender una luz en cada uno de nosotros.

Cuando compartimos el vientre de Nuestra Madre lo hacemos también con el espíritu de nuestros ancestros que en todo momento comparten el trabajo con nosotros. Ellos son quienes tienen la potestad de formar nuestro rostro porque hemos heredado su cultura y dignamente portamos con orgullo el llamarnos Mexicas o hijos del ombligo de la Luna. Por lo mismo a ellos les pedimos su consejo así como que abran nuestro camino hacia la espiritualidad y con base en el trabajo interior alcanzar a ser verdaderos Macehuales (Merecidos).

Es por esto que decimos que un Temazcal es mas que un simple baño de vapor. Es un cosmos en el que otra realidad existe paralela a la nuestra, un espacio-tiempo muy particular caracterizado por los misterios de la creación integrados en la conjunción del agua y del fuego. Es un organismo vivo que nos abriga por un momento para gestar la vida misma en nuestro ser interno, para sembrar una semilla, la cual como tierra fértil tenemos que mantener con vida hasta que llegue a dar frutos de los cuales compartiremos con nuestros hermanos de camino.

GOPR2932.jpg

Ayahuasca

Ceremonia Ayahuasca

 

El termino Ayahuasca procede de la lengua quechua y literalmente se traduce por la soga del muerto o soga del espíritu (aya es espíritu y huasca, soga). El Ayahuasca (banisteriopsis caapi) es una liana que en la región Amazónica es denominada “maestra de maestras” pues se le atribuye la capacidad de enseñar. Al mezclarla en decocción con hojas de chacruna (Psychotria viridis) y en proporción precisa, se constituye la pócima “Ayahuasca”, que tiene efectos psicoactivos y purgativos y representa la base del curanderismo amazónico occidental.

 

Esta bebida, de color marrón rojizo (variable según las características de la liana), sabor amargo, olor característico y consistencia algo espesa, es utilizada para aprender y para curar diversos males, al ser ingerida en sesiones colectivas y en condiciones rituales.

 

Esta medicina es un descubrimiento ancestral de los indígenas amazónicos y la mezcla demuestra un profundo y fino conocimiento, La Ayahuasca es una vaina originaria del Amazonas, para ser cortada necesita alrededor de quince a veinte años. La combinamos con hojas de la Chacruna, que contiene el DMT, es la que nos da las visiones y los colores. Las mezclamos con agua y asi obtenemos la medicina de Madre Ayahuasca. Hay diferentes formas de prepaprar Ayahuasca, con diferentes platas, sin embargo nosotros utilizamos la mezcla original de Ayahuasca y Chacruna.

 

La Ayahuasca se toma hace más de 12 mil años por los primeros habitantes de la amazonia que empezaron a buscar  plantas medicinales para curar sus enfermedades, y así se ha ido trasmitiendo poco a poco de generación en generación.

 

Ayahuasca es considerada la maestra que cura males, que nos enseña, que nos corrige (como una madre que nos riñe con el propósito de que dejemos atrás nuestras debilidades, nuestros lastres y mejoremos continuamente como seres humanos conscientes), que nos ama.

 

En el trabajo espiritual Andino – Amazónico, las comunidades nativas la consideran  la “madre de las plantas” o del mundo vegetal, entendiendo el término “madre” no en su significado común, sino como el de origen y apertura hacia las demás plantas, el canal. Decir “madre de las plantas” nos remite a las primeras tomas que uno realiza en un contexto ritual y que varían en resultados, según el estado psicoemocional de la persona, el emplazamiento físico y las raíces del maestro que dirige la ceremonia.

 

Antes de la ceremonia es importante reflexionar acerca de las intenciones que te llevan a tomar la sagrada medicina de esta manera aceptaras tu participación antes, durante y después de la ceremonia con un corazón abierto con la gran capacidad de dar y recibir amor, ya que cuando abres tu corazón en ese mismo instante empiezas a abrir tu mente, estos dos elementos intrínsecos son dualidad universal que trabajaran junto contigo durante todo tu retiro y después de el mismo.  

ejemplo-carta-natal.gif

  La carta Astral o carta Natal, se basa en los cálculos de las posiciones planetarias en el momento del nacimiento de una persona,  de un lugar, o de cualquier creación.  Podríamos decir que la carta Astral es como una foto del cielo, hecha desde la tierra en el momento exacto del nacimiento, y en el centro estará la persona, lugar o creación que acaba de nacer.            A través del estudio y la interpretación de la carta Astral, podríamos llegar a conocer características y particularidades de la persona, lugar o creación; que serán expresadas durante el transcurso de toda su vida y que de alguna manera, influirán en sus comportamientos a nivel personal y social.  En la carta Astral podremos tener referencia de determinados sucesos que podrían transcurrir en la vida de la persona, desde su nacimiento hasta su muerte; y como esas circunstancias podrían afectarle, ya sea de manera positiva o negativa.   Podemos decir que conociendo toda esta información, la persona tendrá los conocimientos necesarios que le podrían ayudar a entender y  a enfrentar los acontecimientos y los sucesos  marcados en  su carta Astral.  De la misma manera, podría llegar a conocerse y entenderse mejor así misma y a la gente que le rodea.           Conocer acerca de aquellas situaciones particulares que podrían influir en nuestra vida, y saber con que potencial contamos para afrontarlas, nos permitirá alcanzar un mayor desarrollo personal y crecer espiritualmente, pudiendo llegar a salirnos de la caótica rueda del destino, evitando que esta nos siga llevando de un extremo al otro, utilizando esta valiosisima herramienta para elevarnos por encima de los mecanismos en los que energeticamente nos quedamos atrapados, haciendo uso nuestros Dones personales y asi transformando lo negativo o lo que nos  duele en positivo convitiendonos en dueños de nuestro propio destino.

Carta natal